Utilizamos cookies propias y de tercero para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta sus uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Ok Leer más

Todo sobre las plantas acuáticas en tu piscina

Las plantas acuáticas son un elemento imprescindible en estanques y lagos, y también son tendencia en piscinas naturales. Son aquellas que están adaptadas para vivir en un medio acuático, en charcas, arroyos… Aunque proceden de familias muy diversas, presentan características semejantes, y son una muestra del fenómeno de convergencia adaptativa.

En el entorno de las piscinas, se utilizan las plantas acuáticas como alternativa al cloro, ya que cada vez hay más problemas con los productos químicos. Zambullirse en estas aguas produce una sensación diferente, aportando ventajas al padecimiento de alergias y problemas de piel.

Según estudio, en Mallorca e Ibiza, es donde podemos encontrar más casos de piscinas naturales, aunque en el resto de España son aún escasos los proyectos de instalación. El equipo de Hidroingenia podemos estar orgullosos de haber construido numerosas piscinas de este tipo.

 

Un papel más que decorativo

Las plantas acuáticas, además de proporcionar un buen aspecto decorativo, proporcionan el oxígeno durante el día, frenan el sol en verano y ofrecen una decoración particular para tu casa. Estas plantas también sirven como competidoras de las algas, ya que consumen los mismos nutrientes.

Existen muchísimas plantas que se pueden utilizar, y su variedad dependerá de la piscina y su situación climática, ya que no todas las plantas toleran por igual las diferentes temperaturas.

Las plantas utilizadas en este tipo de instalación, han de ser escogidas con cuidado buscando las idóneas para purificar el agua, y producir oxígeno y alimento, manteniendo así el ecosistema asociado a la piscina.

Puedes coger ideas de flores y plantas para tu piscina en nuestro post:

https://hidroingenia.com//flores-plantas-jardin-piscinas/

 

¿Cómo funciona una piscina ecológica o natural?

Apoyado de un sistema de filtración que utiliza microorganismos y plantas, las llamadas piscinas biológicas se dividen en dos partes: área de natación y área de plantas.

La división es importante, principalmente, para que no tengas que sumergirte entre las plantas, que pueden contener insectos, pájaros y hasta ranas.

Las plantas son responsables de producir biomasa, a través de la fotosíntesis, que será consumida por los microorganismos. Estos, a su vez, transforman la materia orgánica en sustancias inorgánicas, necesarias para el crecimiento de las plantas respectivamente. Todo crea un ciclo de intercambios de materia y energía.

Las biopiscinas pueden ser de cualquier tamaño o forma, tipo laguna, piscinas privadas o piscinas olímpicas, teniendo en cuenta que no utiliza productos químicos para su mantenimiento, ya que estos, provocan irritación de piel, mucosas y ojos y además contaminan. Tampoco incluyen procesos de electrólisis salina. Una verdadera piscina ecológica tan solo contiene agua natural.

Puedes coger ideas originales, de diseños de piscinas naturales, en nuestro post:

https://hidroingenia.com//diseno-piscinas-naturales-espacios-pequenos/

 

Requieren paciencia.

Una vez finalizada la construcción del vaso, la piscina se llena de agua, y pasará necesariamente por varias fases:

  • Al principio, se pondrá verde y turbia, con bichos e incluso con algas. Aquí no es conveniente bañarse, ya que el agua no está limpia ni purificada.
  • La siguiente fase es pasadas las tres semanas o un mes. El agua se torna cristalina porque ha empezado a crear su propio biosistema. Ahora, sí puedes disfrutar de un buen baño.

(Haz clic en la imagen)

 

Ventajas y desventajas.

  • La temporada de natación puede prolongarse gracias a una mayor temperatura del agua. Además, provoca una Intensa sensación de inmersión y contacto con la naturaleza.
  • Inserción insuperable para tu jardín. La piscina biológica se inserta completamente en el paisaje y resulta especialmente decorativa, incluso en invierno, aportando naturaleza a tu casa.
  • Fuera productos químicos. Las plantas, al filtrar el agua, absorben el nitrógeno y el fósforo, disolviendo y haciendo que nuestra piscina sea 100% natural. Las plantas sumergidas ayudan a mantener la oxigenación del agua.
  • Originalidad. No todas las personas pueden presumir de ver floraciones de las numerosas plantas acuáticas, en todas las temporadas.
  • Bajo costo de mantenimiento y cuidado del medio ambiente. No se cambia el agua, solo se repone la que se evapora.

 

¿Desventajas? El agua no es cristalina desde el primer día, pero el biosistema adquiere la perfección total en dos años, cuando las plantas han arraigado. Otra posible desventaja, es que se tenga que limpiar el fondo una vez al año.

 

Seguro que has quedado encantado y con ganas de tener tu propia piscina natural. No esperes más y ponte en contacto con Hidroingenia: https://hidroingenia.com//contacto/

¡Haremos de tu casa un lugar especial!

Diseñada por ExpacioWeb - Agencia de marketing online y diseño web en Córdoba y Madrid