Utilizamos cookies propias y de tercero para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta sus uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Ok Leer más

¿Piscinas prefabricadas o de obra? Te contamos todo sobre ellas

¿Estás pensando construir una piscina y no te decides por una de obra o prefabricada? Bien sea de forma particular o comunitaria, la construcción o instalación de una piscina debe cubrir con las expectativas.

Seguro que te preguntas qué tipo de materiales son los utilizados en una y otra opción, el precio de cada una, mantenimiento posterior, acabado final… no te preocupes, ¡estamos aquí para aclarar tus dudas! Y ayudarte a que la elección sea más fácil, mostrándote las ventajas y desventajas de cada una.

LOS MATERIALES

La construcción de piscinas de obra suele realizarse en los mismos materiales, aunque puede existir diferencia según los acabados exteriores, bordillos y accesos.

  • Hormigón. Muros de hormigón vaciado y de contención, que pueden dar la forma y tamaño deseados a nuestra piscina.
  • Bordillos de tarima flotante, cemento, diferentes tipos de materiales antideslizantes.
  • Acero. Gran resistencia y durabilidad, necesita un revestimiento adicional. 
  • Revestimiento interno con azulejo. El tipo de azulejo puede variar, pasando desde el típico mosaico a piezas de mayor tamaño.

Las piscinas prefabricadas tienen un abanico menos amplio en cuanto a material con el que están construidas, no obstante, también pueden ser una buena opción, aunque algo más limitada.

  • PVC. Material ligero y resistente.
  • Poliéster. Al igual que el PVC, algo menos duradero que los materiales utilizados en piscinas de obra.

PRECIOS

Encontrarás gran variedad de precios en función de la opción que elijas. Va a influir no solo el tipo de material escogido, sino también la calidad del mismo. 

Las piscinas de obra suelen rondar un precio algo superior a las prefabricadas, en torno a un 10% y en ocasiones llega hasta un 20% más, ya que como hemos indicado, depende de los materiales elegidos y encontramos mucha variedad, eso sí, la personificación y exclusividad de una piscina de obra no se consigue con la prefabricada.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS.

Entre las ventajas de las piscinas de obra encontramos:

  • Se adaptan perfectamente al espacio disponible.
  • Personalizadas 100%. Tendrán justo la forma deseada. Curva, recta, forma de L, infinita…
  • Adaptación de la profundidad. Las piscinas de obra con orilla tipo playa son actuales, seguras para los más pequeños y cómodas para los de mayor edad.
  • Estética y estilo acorde con el resto de construcción.

En cuanto a los inconvenientes:

  • Pueden suponer una inversión superior (10-20% más que las prefabricadas).
  • La duración de la obra puede ser más larga, ya que necesita construcción (algunos días más).
  • Requiere excavación del hueco o construcción de muro en caso de piscinas elevadas.

En cuanto a las piscinas prefabricadas, las ventajas suelen ser los inconvenientes de las de obra:

  • Son más económicas.
  • Se instalan en menos tiempo.
  • Requieren menos obra. Sobre todo si es una piscina elevada, en caso de ser enterrada o semienterrada, sería necesaria la excavación.

Ahora bien, los inconvenientes son los siguientes:

  • Opciones limitadas en cuanto a forma y tamaño.
  • Poca o ninguna opción de personalización.
  • Puede que no se adapte a nuestro espacio como nos gustaría.

Independientemente del tipo de piscina que se decida instalar, siempre es importante acudir a profesionales que puedan ofrecernos un resultado de calidad, antes, durante y después de la construcción de la misma, que asesore y preste atención al más mínimo detalle. En Hidroingenia estamos orgullosos de cada trabajo que realizamos, y estaremos encantados de atender sus necesidades. 

Diseñada por ExpacioWeb - Agencia de marketing online y diseño web en Córdoba y Madrid