Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

Primavera, época de piscinas

Marzo trae consigo la primavera, una preciosa estación en la que puedes disfrutar del sol, el calorcito y un chapuzón en la piscina. Pero, ¿la tienes limpia? Ha llegado el momento de preparar la puesta a punto de tu piscina.

A primera vista, este procedimiento puede parecer costoso pero, si has aplicado un tratamiento durante el invierno, poner a punto tu piscina de nuevo será muy sencillo. Hidroingenia te trae los diez puntos que debes seguir, para que tu piscina esté preparada para recibir al verano:

 

  • RETIRA EL COBERTOR.

En primer lugar, si nuestra piscina dispone de cobertor de invierno, toca quitárselo, limpiarlo bien, dejarlo secar al aire libre. Por seguridad, y para evitar la acumulación de suciedad y las pérdidas por evaporación, es buena idea seguir utilizándolo hasta el verano.

 

  • LIMPIEZA DE FILTROS.

Limpia los filtros de la piscina con producto químico, y revisa el estado de la arena del filtro, ya que si esta tiene más de 3 años, debes cambiarla.

 

  • LIMPIEZA DE ELEMENTOS DE LA PISCINA.

Para limpiar la superficie del vaso, utiliza sistemas no agresivos (como esponjas y cepillos). Para no tener que frotar en exceso y evitar posibles daños en las paredes, conviene aplicar productos químicos desincrustantes.

También, comprueba que los skimmers, los cestos, la rejilla, el canal rebosadero y otros elementos integrados en el vaso de la piscina, estén en buenas condiciones. Limpialos con agua a presión, para que no quede suciedad.

 

  • COMPROBACIÓN DE MOTOR Y OTROS ELEMENTOS ELÉCTRICOS.

Si durante el invierno hemos tenido el motor parado, es necesario que le hagas una revisión y mires si funciona correctamente. Debes limpiar la cesta del prefiltro, así como revisar juntas y válvulas, para ver que funciona correctamente.

Revisa que los dispositivos de iluminación acuática, como proyectores y cajas de conexiones, funcionen correctamente. Si no es así, debes acudir a un profesional para que los arreglen.

 

  • LIMPIEZA DE FONDO DE LA PISCINA.

Para limpiar el fondo, utiliza un robot limpiafondos, siendo recomendable que en la piscina haya, al menos, unos 40 cm de agua.

Si durante el invierno hemos estado utilizando productos de invernaje, nos deberíamos encontrar con una agua aceptable, por lo que deberíamos pasar el limpiafondos y quedará en perfectas condiciones.

 

  • REVISIÓN DE ELEMENTOS EXTERIORES.

Revisa las escaleras, trampolines y palancas de la instalación. Si todos estos elementos se encuentran en condiciones óptimas, limpialos y aplica producto abrillantador.

 

  • RELLENA LA PISCINA.

Vuelve a llenar la piscina, hasta llegar a la medida deseada.

Para garantizar el buen estado del agua, en esta fase conviene dosificar cloro granulado o tabletas de cloro rápido.

 

  • TRATAMIENTO DE CHOQUE.

Elimina gérmenes, bacterias y residuos contaminantes mediante un tratamiento de choque. Este paso puede parecer algo extremo, pero es la mejor forma de prevenir la aparición de algas y otros organismos que causan mal olor e irritaciones en la piel.

 

  • ANÁLISIS DEL AGUA.

Por último, analiza el pH del agua y comprueba que se encuentre entre 7,2 y 7,6. Si es necesario ajustarlo, aplica un producto minorador o incrementador de pH.

 

Y por último, como extra para disfrutar de la zona de la piscina:

  • AÑADE SEGURIDAD.

Es importante que te asegures que tanto en la piscina como alrededor de ella, existen materiales antideslizantes, como césped o madera, para evitar caídas innecesarias.

Además, si tienes niños en casa, toda preparación es poca y deberás contar con sistemas de seguridad adecuados para que ellos solos no puedan acceder a la zona de la piscina.

 

Sigue estos consejos y podrás disfrutar en familia de una piscina con agua cristalina. En Hidroingenia nos gusta que el agua se trate como merece.

Diseñada por ExpacioWeb - Agencia de marketing online y diseño web en Córdoba y Madrid