Utilizamos cookies propias y de tercero para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta sus uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Ok Leer más

¿Cómo elegir el tipo de suelo y la profundidad de la piscina?

Elegir la profundidad adecuada de nuestra piscina es una de las decisiones más importantes que tenemos que tomar a la hora de planificar su diseño. El uso, la edad de los bañistas y la existencia de trampolín son factores a tener muy en cuenta para elegir la profundidad de la piscina. Podemos encontrar desde charcos de chapoteo de 30 centímetros de profundidad hasta piscinas olímpicas de 3 metros, pues disponen de trampolines de más de un metro de altura.

¿Quieres construir una piscina para natación?

Si lo que buscas es construir una piscina olímpica para nadar, la profundidad media tiene que ser, al menos, 1,20 metros y, si además vas a incorporar un trampolín de alrededor de un metro de alto respecto el nivel del agua, te recomendamos que al menos, la profundidad de la piscina elegida sea de más de 2,50 metros. En el caso de que el trampolín sea más alto, la profundidad también deberá ser mayor, es aconsejable que sea de 3 metros para que, de ese modo, podamos prevenir los impactos contra el suelo en el momento de la inmersión.

Profundidad de la piscina

¿Tú piscina estará destinada a niños?

Si, por el contrario, tu piscina va a estar destinada al baño de niños, la profundidad deberá de plantearse en función de su altura y edad. Por ello, la opción más apropiada es usar un fondo plano y con una profundidad que oscile entre los 30 y 50 centímetros. Es aconsejable que se disponga junto a la piscina para adultos.  De este modo, los adultos podrán nadar cómodamente y los niños permanecerán seguros dentro de una zona de juego.

Tanto las piscinas de adultos como las de niños disponen del mismo sistema de purificación y filtrado de agua, por lo que para implantar una piscina para niños adicional a la de adultos solo necesites espacio extra para ubicarla.

Niño feliz en piscina

Sin embargo, si construir una piscina para niños es un problema para ti por la falta de espacio, la mejor solución que te proponemos es del uso de un fondo inclinado permitiéndose así, una zona de 30 centímetros de profundidad que aumente progresivamente hasta los 2,5 metros.

¿Qué tipo de suelo elegimos para nuestra piscina?

Podemos escoger entre varias alternativas para el suelo de nuestra piscina en función de la dimensión perimetral que demande.

Podemos catalogar las piscinas según su fondo en cuatro categorías:

  • Fondo de cuchara: la forma de cuchara garantiza una máxima profundidad evitando, de ese modo, riesgos en la inmersión.
  • Fondo plano: el fondo mantendrá la misma profundidad en toda la piscina.
  • Fondo inclinado: nos permitirá tener diferentes profundidades desde 50 centímetros hasta 2,5 metros. Esto es gracias al hundimiento de forma gradual del fondo de la piscina.
  • Fondo con forma de U: gracias a su forma cóncava permite que la parte más profunda de la piscina esté en el centro.

Para la elección del fondo de tu piscina tendrás que valorar entre otras cosas el espacio que dispongas y la cantidad o calidad de terrero.

El disfrute total dependerá en gran parte de las medidas escogidas, así como del tipo de fondo y la profundidad de la piscina escogida, ya que es importantísimo que cuente con las medidas que la hagan segura y apta para todos los usuarios.

 

Si necesitas más información sobre la construcción de piscinas, en Hidroingenia contamos con los mejores profesionales del sector. Contacta con nosotros y te ayudaremos.

Diseñada por ExpacioWeb - Agencia de marketing online y diseño web en Córdoba y Madrid