Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

Hábitos higiénicos en la piscina.

Comienza septiembre, y con él, la vuelta al trabajo y al colegio, las actividades extraescolares, así como el gimnasio. Por eso, si vas a practicar alguna actividad acuática vamos a darte una serie de claves para que tu higiene sea la correcta y así previenes problemas sanitarios como los hongos y otras enfermedades, además de un mejor uso y disfrute de las instalaciones.

Toma nota de los más importantes:

  1. Preparar el material de la piscinaen una bolsa exclusiva de natación y con antelación: bañador, gorro, toalla, zapatillas de piscina, gafas de natación, incluidos los productos de higiene para después de la actividad física.
  2. Como en cualquier otro deporte, la vestimenta es un factor importante.Por tanto, no debes olvidar tu traje de baño, gorro, chanclas de piscina y toalla o albornoz. Si lo crees necesario, las gafas de natación también debes utilizarlas.
  3. No accedas al propio recinto de la piscina con calzado de calle, es antihigiénico para todos los usuarios. Usa siempre chanclas. Por motivos de prevención de dolencias como los hongos, no te descalces hasta entrar en la piscina.
  4. La ducha antes de ir a nadar es obligatoria, ya que con ella podemos eliminar cremas, cabello… además, subrayamos la importancia del uso del gorro. Puedes personalizar tu gorro, o el de tus hijos, para que no se te pierda o para que el monitor identifique a los niños más fácilmente.
  5. Cuando salgas de tu sesión de natación, abrígate de camino al vestuario, con albornoz o toalla, ya que podrías pillar un resfriado a causa del contraste de temperaturas. No olvides realizar calentamiento previo y estiramientos posteriores a tu rato de nado.
  6. Los mareos y cortes de digestión son relativamente frecuentes en las piscinas, por lo que es conveniente esperar un tiempo después de comer y no cometer imprudencias que pudieran poner en peligro nuestra salud.
  7. Finalmente, y no menos importante, ten cuidado con resbalarte. No corras alrededor de la piscina.

Pero no solo nosotros, los usuarios, debemos mantener unas recomendaciones. Fíjate en la piscina a la que acudas, debe tener un certificado de higiene. Que el agua se depure diariamente, con el cloro en su justa medida y las instalaciones estén limpias, es lo mínimo que podemos exigir para realizar una actividad acuática correcta.

Esperamos que utilicéis estas pautas. El equipo de Hidroingenia las tenemos presentes.

Diseñada por ExpacioWeb - Agencia de marketing online y diseño web en Córdoba y Madrid